¿Cómo describir algo que ni siquiera tiene tema?
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Relatos de Febrero 2010

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sonne
¡¡Callaos hipoglúcidos!!


Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 18/01/2010
Edad : 22
De : Where all the roads are winding, and all the lights are blinding...

MensajeTema: Relatos de Febrero 2010   Miér Feb 10, 2010 9:09 pm

Y dejo inaugurado el primer concurso de relatos del Trastero.

Pongo un post por relato para una mejor lectura, no por nada más...

Sin más dilación, os recuerdo las reglas y cuelgo las cosas.

Ah, en las votaciones, indicad el número de relato...porque la gente no ha puesto títulos en su mayoría.


-Se otorgan 2 y 1 puntos(para los relatos que más te gusten)
-No puedes votar a ninguno de tus relatos.
-Votar es obligatorio, bajo pena de descalificación.
-Es buena idea hacer un pequeño comentario sobre los relatos. Si no se quiere hacerlo junto a los votos, se puede después.

El plazo de votaciones va desde el día 10, en cuanto cuelgue los relatos, hasta el domingo 14 a las 23:59, y se mandan por MP. El lunes 15 colgaré los votos y sabremos quién es el ganador.
Volver arriba Ir abajo
http://hoodoo94.blogspot.com
Sonne
¡¡Callaos hipoglúcidos!!


Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 18/01/2010
Edad : 22
De : Where all the roads are winding, and all the lights are blinding...

MensajeTema: Re: Relatos de Febrero 2010   Miér Feb 10, 2010 9:09 pm

RELATO Nº1
Sin título(I)

Una figura recortada por la luna se definía en el claro de aquel bosquecillo. Otra figura se acercaba con la suavidad de un felino, en silencio. Algo alargado y reluciente brillaba en su mano. Ella sabía que iba a morir aquella noche en cuanto detectó aquella presencia detrás suyo. Sintió la espada de él cortando el aire hacia ella, pero... algo se cruzó en el camino de aquella espada, tan rápido como un rayo de luna, a la velocidad de una centella e impidió que muriera aquella noche. Sin saber la identidad de su salvador, alguien tiró de ella y la obligó a correr. A lo lejos se oía el entrechocar de espadas.
Ella había ido de camping con sus padres, hasta que una noche se despertó en medio de una pesadilla, donde alguien con una espada la sorprendía y la mataba. Había sentido un miedo terriblemente irracional. Al despertar miró a su alrededor. Por suerte, no había nadie, pero sintió una angustia tremenda; se deslizó en la tranquila noche hasta la tienda de sus padres, esperando verles dormidos, pero no estaban, no había rastro de ellos. Llevada por la angustia salió de la tienda y miró a su alrededor, de pronto, ese miedo irracional llegó hasta ella. Echó a correr, estuvo 10 minutos corriendo hasta que fatigada se obligó a parar en un claro, donde la luna hacía visible todo a su alrededor. Un claro desgraciadamente familiar.

Ella se despertó, había sido un sueño, se metió más en el saco y se durmió. Ella nunca supo que aquel sueño no se alejaba para nada de la realidad.
Volver arriba Ir abajo
http://hoodoo94.blogspot.com
Sonne
¡¡Callaos hipoglúcidos!!


Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 18/01/2010
Edad : 22
De : Where all the roads are winding, and all the lights are blinding...

MensajeTema: Re: Relatos de Febrero 2010   Miér Feb 10, 2010 9:10 pm

RELATO Nº2
La hora

Rodrigo contuvo la respiración mientras procuraba agarraba fuertemente su guitarra eléctrica. Cerró los ojos y miró hacía arriba, hacía el enorme conjunto de hierros que sostenían los miles de altavoces que apuntaban hacía el público que esperaba frente al escenario. El escenario en el que todos esperaban verlo cantar.

Recordó entonces como dos años atrás se había pasado todo un verano convenciendo a tres amigos suyos para que formaran un grupo con él. Felipe, que tocaba el bajo, había sido el primero que había accedido. Decía que buscaba tocar su instrumento con más gente, no solo en sus aburridas clases individuales.
Daniel, el batería- había sido difícil de convencer. Decía que no tenía mucho tiempo libre debido a sus clases extraescolares. Pero Rodrigo pensaba que era indispensable para el grupo y tras casi un mes de peticiones y ayudándole en varios temas Daniel decidió probar la idea y se apuntó también.
Pero el tema más delicado para Rodrigo había sido el de Clara. Ella era la mejor teclado de todo su curso. Medio año atrás Rodrigo había pasado casi un mes saliendo con ella. Pero su relación había acabado cuando él le había dado un puñetazo a un primo de la chica en la cara por insultarle cuando ella no estaba. “Es un imbécil”, le había dicho a la chica cuando esta se enfadó con él. Pero nada pudo hacer por mantener la relación y un gran sentimiento de resignación le invadió durante más de un mes.
A pesar de ello Clara había accedido fácilmente a la petición. Rodrigo le había preguntado indirectamente la razón. Y ella le había dado a entender que pensaba que un acto de un segundo no podía acabar con una amistad de años de antigüedad.

Una vez que el verano acabó y Rodrigo había logrado unir a todo el grupo comenzaron los ensayos. Al principio tocaban canciones de otros grupos mas o menos famosos. Pero apenas medio año después aquello les pareció insuficiente y comenzaron a componer sus propias canciones. En un año su primer CD estaba completo. Todos estaban muy emocionados, pues eso les habría parecido imposible poco tiempo atrás.
Después habían comenzado a apuntarse a distintos concursos locales. En cuanto lograron ganar uno varias personas con importantes cargos en el Ayuntamiento de la ciudad les pidieron que participaran en concursos provinciales. Y gracias a ello fueron subiendo de nivel poco a poco.

Y ahora estaban en Madrid. Dos semanas después de acabar su tercer álbum estaban a punto de participar en la final de un concurso a nivel nacional. Rodrigo se había emocionado mucho unos días antes cuando les dieron la noticia de su pase a la final. “¡Estará la misma Amaral!, ¡y hará una canción con los ganadores!”, había dicho eufórico.
Pero ahora no se sentía nada eufórico. ¿Estaba nervioso? No. Mucho más que eso.
De repente se oyeron los aplausos de una multitud cerca del lugar donde estaban y Felipe lo empujó hacía delante. Había llegado la hora.


Última edición por Die Schwarz Sonne el Miér Feb 10, 2010 11:38 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://hoodoo94.blogspot.com
Sonne
¡¡Callaos hipoglúcidos!!


Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 18/01/2010
Edad : 22
De : Where all the roads are winding, and all the lights are blinding...

MensajeTema: Re: Relatos de Febrero 2010   Miér Feb 10, 2010 9:11 pm

RELATO Nº3
Lo que me aguarda al otro lado

Una ventana... para algunos es sencillamente un hueco ocupado por un cristal... para mí es mucho más, algo que me trae cosas de fuera y me enseña cómo es la vida en un mundo paralelo al mío. Por las mañanas, los rayos de sol que entran débilmente a través de ella me llenan de energía, en ocasiones abro la ventana y el suave viento me acaricia el rostro, dándome los buenos días.
Los días lluviosos me traen melodías ocultas cuando las pequeñas gotas de agua chocan contra el cristal, cada una de manera diferente, quizás es difícil de comprender, pero puede conseguirse. Cierra los ojos y abre los oídos, pero no escuches solo con ellos, deja que el suave golpe de cada gota fluya hasta tu interior. Si eres paciente, descubrirás que detrás de un día estropeado al estar pasado por agua hay una puerta que conduce a otro lugar. La lluvia le regala a mis ojos algo nuevo, un paisaje gris, lúgubre los días tristes y mágico los días felices, dependiendo de cómo se mire.
El paso del tiempo también se ve reflejado al otro lado del cristal cuando veo a gente pasar. Son las mismas personas que veía hace años, pero han cambiado... cada día pasa gente nueva y a veces también dejan de pasar para siempre, porque la vida trae y se lleva continuamente a las personas. Aquel muchacho que llegaba alegremente en su bicicleta hoy enseña a su hijo a dar sus primeros pasos, la chiquilla que saltaba a la comba con sus amigas hoy no pasa por esta calle, es una joven que estudia una carrera fuera de aquí. Ninguno de ellos imaginó que iba a llegar a lo que ahora han llegado, ninguno podemos saber totalmente qué nos depara el futuro.
Por la ventana entra al mismo tiempo la inspiración, puede llegar siempre que nos sintamos receptivos, sin buscarla. No se encuentra en cosas demasiado concretas y tampoco es necesario encontrarla en cosas complejas; podemos encontrarla en las cosas más sencillas de la vida, como pueden ser las hojas que caen suavemente de un árbol en otoño, las ramas con las que juguetea el viento, la forma de las nubes, una mariposa posada en una delicada flor o un pajarillo que pasa volando velozmente, demasiado ocupado como para comprobar quién está observando sus movimientos. A partir de cosas pequeñas y simples como estas se pueden crear cosas más grandes, me siento feliz por poder deleitarme con esto que la naturaleza deja en el alféizar de la ventana, dando yo a cambio palabras de reflexión, quizás incomprensibles, quizás extrañas, pero palabras al fin y al cabo, palabras que se unen como los cabos de la vida que se filtra desde el otro lado del cristal hasta mi alma.

Después de leer este pequeño texto, levántate, corre la cortina, cierra los ojos, respira hondo, vuelve a abrirlos y mira por la ventana. Saborea lo que te regala la vista y dime, ¿qué te espera ahí fuera?
Volver arriba Ir abajo
http://hoodoo94.blogspot.com
Sonne
¡¡Callaos hipoglúcidos!!


Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 18/01/2010
Edad : 22
De : Where all the roads are winding, and all the lights are blinding...

MensajeTema: Re: Relatos de Febrero 2010   Miér Feb 10, 2010 9:12 pm

RELATO Nº4
Única vida.

Una punzada recorrió la columna vertebral de Eneas. No tuvo tiempo siquiera para extender sus alas cuando una descarga violenta le sacudió y un torrente de sensaciones golpeó su cerebro.

Ella caminando por la calle. Frío. Música a todo volumen. El rumor de coches a media distancia. Un semáforo averiado. Un deportivo rojo. El mismo deportivo rojo, más cerca. Después, por encima de todo, un grave "NO".

Más imágenes. Más sonidos. Peligro. Demasiado peligro. Y la tortura de no poder actuar. 'Si es la hora, es la hora', musitaba aquella voz de bajo.

Iban a morir. Los dos. Sin remedio. A no ser que decidiese obviar las órdenes que martilleaban su cabeza. Ella podría salvarse, al menos por un tiempo. Él ya estaba condenado. '¿No sabes qué destino le aguarda a una humana sin ángel guardián?'

'Al menos le daré tiempo. Ella sólo tiene una vida', pensó para sí, pero a la vez para aquella voz intrusa en su mente.'Sólo para sufrir'.

El coche se acercaba a la joven distraída, y las posibilidades de acción de Eneas se escapaban de su control.'Os iréis en paz. De otro modo, los dos sufriréis'

Y el ángel decidió, decidió en un instante.'Sólo un dios de verdad me haría cambiar de opinión'

Eneas saltó a la realidad e, invisible, la elevó por los cielos, momentos antes de que el coche arrollara el espacio en el que ella había estado. La posó en la acera, con un beso etéreo estampado en su frente. Poco después, Eneas empezó a desaparecer en medio de una agonía inimaginable. Su último deseo fue para ella. 'Encuentra otro guardián...Dido'


Última edición por Die Schwarz Sonne el Miér Feb 10, 2010 9:13 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://hoodoo94.blogspot.com
Sonne
¡¡Callaos hipoglúcidos!!


Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 18/01/2010
Edad : 22
De : Where all the roads are winding, and all the lights are blinding...

MensajeTema: Re: Relatos de Febrero 2010   Miér Feb 10, 2010 9:13 pm

RELATO Nº5
La sombra de mi ventana.

Me desperté entrada la noche. Había tenido una pesadilla muy agitada y tenía la frente bañada en sudor. Miré a mí alrededor y me detuve al mirar la ventana, había algo raro en ella. Una pequeña sombra, un círculo deforme, se transparentaba a través de la cortina gracias a la luz que entraba desde la calle.

Tenía miedo, no sabía que era aquello, pero si sabía que no debería estar ahí.

Me dormí, tenía tanto sueño que caí rendida dos segundos después. A la mañana siguiente pensé que había sido un sueño.
Aquella noche no tuve pesadillas pero igualmente me desperté. Me percaté de lo que me había despertado: había sido una extraña sensación, como una ondulación del aire, se movía, estiraba y encogía continuamente. Miré a mí alrededor buscando su causa y me detuve en la ventana, como la noche anterior. En ese momento comprendí que lo que había visto aquella noche no había sido un sueño, pues lo estaba viendo de nuevo: un borrón negro detrás de la cortina, lo único que había cambiado era que esta vez lo recordaría a la mañana siguiente y que la mancha era el doble de grande. Me metí debajo de la colcha y al cabo de dos horas me dormí debido al sueño.

La noche siguiente, después de cenar, cerré la persiana. No quería ver la sombra otra vez. Aquella noche dormí bien y al cabo de un mes se me olvidó aquella sombra de mi ventana.

Hasta que un día, a las dos de la noche, me desperté. Al principio no supe el porqué, pero luego noté aquella conocida sensación, el aire cambiaba. Sin darme tiempo a reaccionar sentí otra nueva sensación: me observaban. Instintivamente me volví hacia la ventana. Se me había olvidado bajar la persiana. Allí estaba la sombra, pero esta vez no era una mancha borrosa e imperfecta. Era una figura, clara y precisa, y tenía forma de persona, además ¡SE MOVÍA!

Lo primero que quise hacer fue gritar; lo segundo, correr y lo tercero, a lo que hice caso, fue levantarme y retirar la cortina. Tiré con tanta fuerza de ella que se descolgó y cayó al suelo; pero no me detuve a mirarla, solo tenía ojos para la sombra. No vi una persona, como en un principio había esperado, sino un fogonazo tremendo y un fuerte ruido, como una explosión teñida de notas tocadas por una flauta de madera. Cuando recuperé la vista solo pude ver fragmentos incandescentes, algo parecido a las cenizas.

Pensé que el ruido había despertado al barrio entero, pero en las casas vecinas no se encendió ninguna luz. Salí con cuidado de mi habitación esperando encontrar las asustadas caras de mis padres, pero no fue así. Lo único que hallé fueron los ronquidos que salían por la rendija de la puerta de mis padres. Volví a mi habitación preocupada y confundida, y contemple la calle vacía y silenciosa. En ese momento comprendí que la sombra había desaparecido, en ese momento comprendí que la sombra de mi ventana se había ido a velar los sueños de otro niño.
Volver arriba Ir abajo
http://hoodoo94.blogspot.com
Sonne
¡¡Callaos hipoglúcidos!!


Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 18/01/2010
Edad : 22
De : Where all the roads are winding, and all the lights are blinding...

MensajeTema: Re: Relatos de Febrero 2010   Miér Feb 10, 2010 9:14 pm

RELATO Nº6
Muerte y nacimiento.

Intenté imaginar la nada. Estaba ridículamente cerca de ella, pero mis ojos no lograban verla. Podía oír un cántico lúgubre, oler un olor a podredumbre, sentir un aire cálido, demasiado cálido, y notar como un sabor dulzón se asentaba en mi lengua. Pero sin la vista, la idea no estaba completa.

Acercarse a aquello no era agradable, pero al menos ya no había dolor. Ni sentía la sangre caliente correr por mi pecho herido. Era agobiante, pero no sufría. No era mucho peor que un caluroso día de verano.

Mis neuronas iban apagándose, y mis pensamientos morían como una flor marchitándose tras haber sido arrancada de su lugar. Cada vez me costaba más sacar algo en claro de mi mente embotada, y lo último que pude deducir es que la nada me acogería en escasos segundos. Aunque ya no supiera lo que era un segundo.

Dejé de oler, y me sentí mejor, más libre. Mi gusto se apagó, y casi me sentía a gusto. Cuando mi tacto desapareció me desorienté, pero tampoco me molestó. Nada podía molestarme, o agradarme, porque ya no podía pensar. Dejé de oír la música, y mi vista volvió durante un instante, o quizá un año, para que la imagen de la nada se clavara en mis retinas. Ojalá pudiera describir su color, pero ya no conozco su nombre.


Un bebé empezó a llorar. Su mente sin formar no podía comprender aquellos pensamientos, pero sin duda no eran agradables. Su vida, a partir de entonces, dependería de lo que su alma hiciese con aquel ánima intrusa que la casualidad había traído a su ser.
Volver arriba Ir abajo
http://hoodoo94.blogspot.com
Sonne
¡¡Callaos hipoglúcidos!!


Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 18/01/2010
Edad : 22
De : Where all the roads are winding, and all the lights are blinding...

MensajeTema: Re: Relatos de Febrero 2010   Miér Feb 10, 2010 9:14 pm

RELATO Nº7
Artrich

-Es tan joven que aún no puede volar.- pensó Artrich mientras analizaba las huellas en el suelo. Conducían a una cueva a pocos pasos de allí- Y ahora ha buscado refugio en una cueva. Típico de dragones.
El explorador entró en la cueva y realizó un complejo hechizo para poder ver en la oscuridad con sus propios ojos. Podría haber usado un hechizo de luz, pero ello delataría su posición a cualquier amenaza que habitara allí.
Caminando sin hacer el más mínimo ruido llegó a una amplia caverna. Artrich se quedó boquieabierto: Una gran ciudad tallada entera en la piedra se extendió ante él. A pesar de estas en ruinas su vista era impresionante, y el lugar era enorme.
El elfo avanzó un poco más olvidándose del dragón y se regodeó al encontrar varios objetos de oro en una de las casas.
-Esto es impresionante.-dijo en voz alta eufórico, algo muy poco común en los elfos. Ya no había ninguna duda de que regresaría con la cabeza bien alta. Empezó a guardarse varios pequeños objetos preciosos en su faltriquera.
Su asombro aumentó cuando se percató de que además de las casas de tamaño humano y elfo algunas de las fachadas de la caverna estaban llenas de amplias dragoneras- que entre todas parecían las paredes de un enorme panal-. Además muchos edificios estaban adornados al estilo enano.
-¿Enanos, elfos, humanos y dragones viviendo juntos?- se extrañó el explorador.- Jamás oí nada parecido. ¡Un momento!- exclamó esto último en su mente mientras se frenaba en seco- ¿No me habré adentrado demasiado en el territorio de los dragones?
La pregunta seguía revotando en su mente cuando el explorador llegó a una imponente calle de la ciudad. Parecía una importante avenida que sin duda había sido lugar de desfiles, fiestas y mercado de los habitantes de la ciudad hacía siglos, o puede que hasta milenios. Muy al fondo de la calle había una potente luz.
Se diriguió hacía la luz. A medida que se acercaba distinguía mejor su fuente: Era un portal dimensional. Parecía tallado en mármol antiguo y tenía forma circular. Un constante remolino azul giraba en su centro. Artrich leyó cuidadosamente el mensaje tallado a lo largo del arco superior de la estructura, de casi cinco metros de altura. Había la misma frase escrita en los tres idiomas principales de las tres razas principales que parecían haber habitado la ciudad. Leyó la versión élfica, que decía así: “Afortunado sea el que encuentra este lugar y valiente o loco el que osa continuar”.
El explorador acabó de leer y una nueva pregunta invadió su mente igual que les habría pasado a todos los seres racionales del planeta de haber estado en su situación: ¿Debía cruzar el portal?
Por un lado su deber era regresar a su tierra e informar a todos los de su especie de tal importante hallazgo. Pero por otro lado aquel portal parecía la oportunidad perfecta para forjar su propia leyenda.
Sin dudarlo ni un momento más el joven elfo saltó dentro del portal.
Volver arriba Ir abajo
http://hoodoo94.blogspot.com
Sonne
¡¡Callaos hipoglúcidos!!


Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 18/01/2010
Edad : 22
De : Where all the roads are winding, and all the lights are blinding...

MensajeTema: Re: Relatos de Febrero 2010   Miér Feb 10, 2010 9:15 pm

RELATO Nº8
Sin título(II)


El hombre miró el reloj de nuevo. A pesar de haberlo mirado hace unos segundos, había algo que lo inquietaba. Allí estaba, paseando, intentando dejar la mente en blanco, tal vez; olvidar algo. Ya ni siquiera recordaba lo que debía olvidar. De nuevo miró el reloj nervioso: las cinco y media de la tarde.

Mientras paseaba entre la arboleda, escuchando el murmullo del agua corriendo a lo lejos, no pudo evitar recordar la última vez que paseó por dicho lugar. Aquella vez no iba sólo, ella estaba con él. Aquella vez no estaba nervioso, todo iba a salir bien. Cuan diferente era ahora su realidad. Treinta años hacía de la última vez que la miró a los ojos.
Miró sus manos. Las mismas manos que lo había llevado a lo más alto; las mismas manos, ahora ya arrugadas, frágiles, maltratadas por el paso del tiempo; pero a la vez cargadas de una fuerza inagotable. Esas mismas manos que una vez lo habían tenido todo, y que ahora ya no tenían nada.

Las seis menos cuarto. -Debo darme prisa-pensó. No podía llegar tarde. Mientras se apresuraba, recordó todas las cartas en las que se disculpaba y le rogaba que fuera con él. Todos aquellos viajes, las gentes que había conocido, sus sueños de pasar a la memoria de todos aquellos que una vez lo escucharon. Recordó la última carta, mandada aquella misma semana; sin respuesta, como todas las otras.

Y allí estaba él de nuevo, frente al auditorio donde todo había empezado. Allí seguía, intacto, firme y a la vez desafiante. Parecía que por él no hubieran pasado los años. Su corazón comenzó a latir con fuerza mientras cruzaba la puerta. De nuevo cerró los ojos e intentó dejar la mente en blanco. No le sirvió de mucho. Ya nada podía tranquilizarle. Ahora estaba solo. Su corazón latía aún más deprisa cuando salió al escenario, y entre los aplausos y vitores de la gente, se sentó frente al piano. Echó una mirada al público antes de comenzar. Una muchacha lo miraba ensimismada desde su asiento; igual que aquella vez. Su mirada le recordaba a alguien. Una mano se posó sobre la cabeza de aquella chica. Allí estaba ella. le lanzó una triste sonrisa mientras susurraba a la niña, prometiéndola que luego irían a comprar chucherías. No pudo evitar que una lágrima le resbalara por su cara; y de nuevo, trató de dejar la mente en blanco.

La canción debía ser alegre.
Volver arriba Ir abajo
http://hoodoo94.blogspot.com
Sonne
¡¡Callaos hipoglúcidos!!


Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 18/01/2010
Edad : 22
De : Where all the roads are winding, and all the lights are blinding...

MensajeTema: Re: Relatos de Febrero 2010   Miér Feb 10, 2010 9:16 pm

RELATO Nº9
Sin título(III)


Cuando los ojos se encuentran, la mente se escapa, las manos se unen y el corazón se dilata. Cuando tocas mi mejilla, los pelos se erizan. Se te eriza el alma. Cuando besas mi cuello, una voz nace en mi garganta. Cuando nos fundimos como en agua, la vida se me escapa, como una hoja que vuela lenta sobre la luz del alba.
Los labios se juntan. Y las miradas perdidas, síntomas de una lenta y dolorosa despedida. Un abrazo en el tiempo, como un sol en el universo. Fundimos nuestras almas,entrelazamos nuestros cuerpos, buscando un nuevo amanecer, cuando los pájaros cantan y los lobos aullan. Cuando las montañas bailan y los árboles vuelan. Cuando las rocas despiertan y el suelo camina. Lenta y dolorosa despedida. Un suspiro, la noche y el alba.
Volver arriba Ir abajo
http://hoodoo94.blogspot.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Relatos de Febrero 2010   Hoy a las 7:34 am

Volver arriba Ir abajo
 
Relatos de Febrero 2010
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» SA-341D/HT.MK3 Gazelle de la RAF - Modelex 1/100 (febrero 2010)
» SA-341D/HT.MK3 Gazelle de la RAF - Modelex 1/100 (febrero 2010) TERMINADO - Oct. 30 - 2011
» Desastres naturales ++++DESTACADO FEBRERO DE 2010++++
» Planeando un viaje a Buenos Aires en Febrero, alguien tiene datos de alojamiento?
» NUEVAS PREGUNTAS INEGI 2010.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Trastero :: Temas... :: Literatura-
Cambiar a: